Torrecárdenas atiende más 400 casos de infarto al año

Torrecárdenas atiende más 400 casos de infarto al año

Compartir

El infarto de miocardo está entre las afecciones asociadas al estrés y al estilo de vida, al tiempo que es uno de los problemas de corazón más graves. De esto saben mucho los profesionales del Complejo Hospitalario de Torrecárdenas, que tienen que atender más de 400 casos de esta patología al año.

Las actuaciones diagnósticas y terapéuticas practicadas para dar problema a esta grave patología varían en función de la gravedad de cada caso y abarcan, desde la prescripción de oxigenoterapia, hasta la realización de intervenciones quirúrgicas para corregir la circulación en las arterias coronarias.

De los más de 400 que han recibido asistencia en el centro sanitario, 180 son derivados desde los hospitales comarcales de La Inmaculada, de Huércal-Overa y Poniente, de El Ejido, tras ser tratados allí inicialmente. Para la atención a todos estos pacientes, los profesionales de la Unidad de Gestión Clínica de Cardiología de Torrecárdenas realizan cada año casi 2.300 procedimientos: 400 cateterismos cardiacos, 390 angioplastias, 48 fibrinolisis y 1400 ergometrías convencionales o pruebas de esfuerzo, de las cuales 300 son ergometrías con isótopos o SPECT cardiacos. Asimismo, se indican 40 revascularizaciones coronarias o by-pass.

Infarto agudo de miocardio

El infarto agudo de miocardio se produce cuando se obstruye completamente una arteria coronaria, suprimiendo el aporte de sangre al músculo cardiaco. La falta de oxígeno puede provocar la muerte de ese músculo, que no se regenera si no se restaura el flujo sanguíneo. Se manifiesta con dolores, quemazón o presión en la zona precordial, sensación de agotamiento, cansancio, dificultad para respirar, mareos, nauseas, sudoración y dolor en los brazos y garganta o maxilar inferior. Estos dolores no ceden aunque la persona haga reposo.

El riesgo de padecer un infarto de miocardio puede disminuir siguiendo algunas pautas de vida saludable como no fumar, llevar una dieta equilibrada, rica en frutas, verduras, legumbres y cereales, realizar ejercicio físico y reducir las bebidas alcohólicas.

No hay comentarios

Dejar una respuesta