Roquetas instalará una estación de seguimiento de las praderas de posidonia

Roquetas instalará una estación de seguimiento de las praderas de posidonia

Compartir

Pradera de posidonia.
Pradera de posidonia.

El Área de Turismo, Comercio y Playas del Ayuntamiento de Roquetas de Mar impulsa la creación de una Estación de Control Arrecife de Posidonia oceánica y control de Nacras en la Playa de Aguadulce, una iniciativa pionera ya que se trataría de la primera estación de estas características gestionada por un ente municipal. Para ello, desde la Concejalía se solicita a la Consejería de Medio Ambiente la integración de este proyecto en el Programa Blue Life, antiguo Life Posidonia Andalucía, de la Red Posimed España, un proyecto que será aprobado el lunes en Junta de Gobierno Local.

«Desde el Ayuntamiento tenemos claro que la mejor apuesta que podemos hacer es la de poner en valor nuestro patrimonio natural y, en este caso, un valor que tenemos tan cerca y que casi desconocemos», subraya el concejal del Área, Luis Miguel Carmona. El edil subraya la importancia de esta iniciativa que «además de dar a conocer la riqueza medioambiental del litoral roquetero y permitir una mayor concienciación sobre la necesidad de su conservación y preservación, presenta un fuerte atractivo para desarrollar operativas de turismo ecológico y sostenible».

El proyecto de la Estación de Control ha sido elaborado por el Ayuntamiento en colaboración con la empresa Aquatours, que gestionaría la Estación bajo la supervisión municipal, y cuyos directivos, Fernando Orri y Alejandra Pérez, trabajan desde hace varios años con la Red Posimed en distintas actividades. En el caso de Aguadulce, Orri explica que «la Posidonia existente en esta playa, en plena zona de baño, constituye una formación arrecifal similar al Monumento Pradera de la Playa de Los Bajos» y destaca «la presencia de gran cantidad de Pinna Nobilisi -nacras- que habitan en este arrecife».

Por su parte, Alejandra Pérez subraya que «se trata de una formación muy especial, ya que se encuentra muy cerca de la playa, en un área de baño, en un entorno distinto al resto de praderas de Posidonia, y para verla tan sólo hay que sumergirse unos metros».

Un entorno que desde el Ayuntamiento de Roquetas se quiere «valorizar», añade Luis Miguel Carmona. Tal como explica el concejal, «para ello, ya en el año 2014, se planteó en el Plan de Playas anual la posibilidad de ubicar una Estación de Control en este punto, y la respuesta de la Consejería fue muy positiva, ya que recibió con enorme interés la iniciativa municipal, animándonos a desarrollar el proyecto que ahora planteamos».

Un proyecto que contempla «utilizar la misma metodología de estudio del resto de estaciones de Posidonia, para que los datos obtenidos en la Playa de Aguadulce se incluyan en los estudios globales, y teniendo en cuenta esas características especiales del arrecife», mantiene Alejandra Pérez. Pero además, tiene como finalidad informar a la ciudadanía de su existencia a través de cartelería específica que se ubicará en la zona, «y en la que se difundirá el valor de la formación natural, así como las acciones humanas que la amenazan, tales como la pesca ilegal», continúa el concejal de Turismo.

No hay comentarios

Deja un comentario