El Pleno ejidense da vía libre una planta para transformar restos vegetales...

El Pleno ejidense da vía libre una planta para transformar restos vegetales en abono

Compartir

mar_plasticosEl Pleno del Ayuntamiento de El Ejido ha dado luz verde a dos puntos del orden del día, donde se acuerdan el impulso a dos proyectos de implantación y ubicación de plantas para la gestión y reconversión de los desechos agrícolas del municipio. Dichos proyectos tendrán entre sus funciones la transformación de los restos vegetales en Biogas y el tratamiento de nutrientes orgánicas en diseminado. Éstos se ubicarán en distintas parcelas del Polígono Industrial de La Redonda y el Paraje de Las Chozas de Redondo del municipio respectivamente.

El alcalde de El Ejido, Francisco Góngora, calificaba de “muy importante para el municipio” el Proyecto de Interés Público para la planta de tratamiento de nutrientes orgánicos que hoy ha aprobado el Pleno. Y es que, según detalló, con él “se implantará un sistema para recoger los lixiviados, tanto de la planta Ejido Medio Ambiente como la Sociedad Medioambiental Las Chozas, mediante un proceso de depuración para convertirlo en abono orgánico agrícola”.

Con esta planta, ha dicho el alcalde “se van a evitar, en gran medida, los problemas de los olores” que sufren las zonas cercanas a las plantas de tratamiento de restos vegetales del municipio. A priori, según se ha detallado en el Pleno, estas nuevas instalaciones contarán con una recogida en silos para llevar a cabo el soterramiento de los mismos para su posterior transformación en abono. El alcalde se mostraba convencido de que será un proyecto crucial para El Ejido que “espera erradique los olores o, al menos, los mitigue en un alto porcentaje”.

Primer paso para una Planta de Biogas

De otra parte, se ha aprobado, también, una nueva modificación del PGOU para dar el primer paso y permitir el impulso de un proyecto de planta de Biogas. Para ello, ha sido necesaria la revisión de la protección de zona de influencia dónde se quiere implantar, bajando de 500 a 100 metros dicha área de influencia. De esta forma, se adapta el uso de este suelo a la realidad urbanística del municipio, ya que, al igual que en otras zonas, estos parámetros estaban condicionados por unas previsiones urbanísticas muy por encima al crecimiento poblacional actual que tenemos.

Tal y como se ha detallado durante la sesión plenaria, esta modificación del PGOU, con carácter estructural, así como la revisión que se tiene que realizar de la zona de influencia vienen avaladas y recogida por los parámetros que establece el Plan de Ordenación del Territorio del Poniente Almeriense (POTPA) que, como se ha recordado, fue adaptado a la realidad actual tras la crisis urbanística. Se trata, por tanto, de un paso más en ese objetivo que está llevando a cabo el equipo de gobierno para permitir el uso de aquellos suelos que, debido a unas previsiones muy al alza en lo que a crecimiento urbanístico se refería, se encontraban limitados y sin uso.

El alcalde ha dado a conocer al resto de miembros de la Corporación que “la situación estratégica con la que cuenta el Polígono Industrial de La Redonda es lo que ha llevado a los impulsores de este proyecto a escoger El Ejido para la ubicación de esta planta de suministro de Biogas y fertilizantes de uso agrícola”.

A priori, y en su fase inicial, el alcalde explicó que “por nuestra parte, no va ver problema al impulso de esta planta, siempre y cuando se garanticen los 100 metros que determina el POTPA del área de la zona de influencia con el Polígono Industrial, como obligatorio, y, sobre todo, que se garantice que no hay olores en la zona, ya que en ella trabajan muchas personas a diario”.

En este sentido, y a fin de garantizar aún más la erradicación de los olores, el alcalde se ha comprometido ante el plenario a exigir a los propulsores del proyecto a que contemplen, en la redacción del mismo, que cualquier proceso de fermentación de los restos vegetales se lleve a cabo en cámara o habitáculo estanco. A esto añadió Góngora que “a todos nos preocupa por igual el problema de los olores porque ya lo sufrimos en las plantas de compostaje”. Aunque, a este respecto, matizó Góngora Cara, que “aquí se trata de otra cosa porque estamos hablando de procesos de fermentación en silos y por tanto, en principio, no tienen porque generar problemas”.

No hay comentarios

Deja un comentario