Almería participa en el primer biobanco con sus centros de transfusión sanguínea

Almería participa en el primer biobanco con sus centros de transfusión sanguínea

Compartir

Andalucía es la primera comunidad autónoma en crear un biobanco público en red, que funcionará con fines terapéuticos y de investigación. Esta entidad integra los bancos de productos sanguíneas y derivados, tejedos, sustancias y muestras biológicas de origen humano. Almería participa a travás de los centros de transfusión sanguínea.

La nueva entidad coordinará y unificará los sistemas de obtención, procesamiento, preservación, custodia y liberación de sangre, tejidos, sustancias y muestras biológicas de origen humano, sea cual sea su destino (asistencial, docente o investigador). Además, las unidades de donación y conservación, los equipos asistenciales y los grupos de investigación podrán ofrecer un servicio sin duplicidades e ineficiencias y con criterios comunes en sistemas de información, control de calidad y trazabilidad.

 

De acuerdo con el decreto aprobado por el Gobierno andaluz para su creación, el biobanco contará con tres áreas: una dedicada a la sangre y derivados, otra de tejidos de uso clínico y una tercera de tejidos y muestras para la investigación. Además, la norma regula el conjunto de requisitos para la autorización y registro de los biobancos en Andalucía, así como las condiciones organizativas y operativas que deberán cumplir, al tiempo que se crea un registro único para los mismos.

El Biobanco andaluz integrará las estructuras del Banco Andaluz de Células Madre de Granada; el Banco Andaluz de Cordón Umbilical de Andalucía (Málaga); la red de bancos de tumores de Andalucía (en la que participan una veintena de hospitales andaluces); los bancos de tejidos, el Banco de ADN Humano de Andalucía (Granada); los siete biobancos hospitalarios ya registrados en la Red Nacional, y los centros andaluces de transfusión sanguínea (Sevilla, Jerez, Málaga, Granada, Córdoba, Huelva, Almería y Jaén).

No hay comentarios

Dejar una respuesta