La UAL seguirá velando por el estado ambiental de los puertos de...

La UAL seguirá velando por el estado ambiental de los puertos de Almería y Carboneras y la playa de El Alquián

Compartir

La Universidad de Almería seguirá implicada en el control ambiental de los puertos almerienses fruto del convenio firmado en su día por parte de de MEDGAZ, la Autoridad Portuaria y las consignatarias López Guillén y J. Ronco y Cía. El acuerdo ha tenido un balance positivo por las partes, por lo que todas las partes han renovado el convenio para continuar con el proyecto de ‘Vigilancia Ambiental en los Puertos de Almería y Carboneras, y en el entorno El Alquián – Cabo de Gata’ por parte de la UAL, con la dirección del equipo de Antonia Garrido, del Departamento de Química y Física.

La prórroga del contrato se ha hecho efectiva con la firma del rector Carmelo Rodríguez, junto a la propia Antonia Garrido, investigadora principal, y su nueva vigencia llegará hasta el término de 2019.

De esta forma, se renueva que la Universidad de Almería siga realizando un control muy valioso para el sostén ambiental de las tres ubicaciones en las que las entidades contratantes desarrollan su actividad, dando continuidad al compromiso de un riguroso y eficaz seguimiento periódico de determinados compartimentos ambientales, aire, aguas, sedimentos y biota, en los tres emplazamientos. En concreto, en ambos puertos se llevan a cabo controles diarios de la calidad del aire y trimestrales de la calidad de aguas y sedimentos, y en la playa de El Alquián, donde se ubica el gasoducto de MEDGAZ, se hace de aguas y sedimentos también trimestralmente.

No solo se remite el fruto del trabajo de la UAL al informe final, sino que de manera regular se va informando de los resultados a los cuatro contratantes, representados en la firma del contrato por Enrique Iglesias, director general de MEDGAZ SA, María del Carmen Ortiz, presidenta de la Autoridad Portuaria de Almería, Emma Victoria Pérez, consejera de Ronco y Cía, y María Jesús García, responsable de Administración de López Guillén. El documento rubricado sostiene el uso de una comisión de seguimiento formada por todas las partes y que realiza reuniones trimestrales para la presentación y discusión de resultados. En el último trimestre, el equipo de investigación de la Universidad de Almería presentó los de la anualidad agrupados, velando todas las partes por el mantenimiento o mejora de los tres entornos.

De hecho, en todo momento se evalúa el cumplimiento de la normativa aplicable en cada uno de los compartimentos que se controlan, teniendo presente, si es necesario la aplicación de medidas correctoras si se detecta algún incumplimiento de la misma. En definitiva, tanto el contrato como la prórroga del mismo son un ejemplo de la confianza de empresas y entidades en el potencial de la Universidad de Almería, que a su vez sigue firme en su transferencia del conocimiento y en su relación estrecha con las necesidades de su entorno.