¿Es posible un mundo sin abejas?

¿Es posible un mundo sin abejas?

Compartir

Desde 2007 científicos de todo el mundo han detectado un descenso en la población de abejas más acusado de lo normal. Los efectos de los plaguicidas, los monocultivos, el cambio climático y las malas prácticas de algunos apicultores está reduciendo de forma alarmante el número de abejas melíferas, una situación que de mantenerse a este ritmo podría acarrear consecuencias fatales para el medio ambiente y la alimentación mundial. La revista Nova Ciencia analiza en qué está ocurriendo con las abejas.

Cerca de un tercio de los alimentos que consumimos dependen de las abejas. Estos insectos son unos de los polinizadores más importantes y a pesar de que se trata de unos insectos domesticados, la población no deja de caer.

El origen de lo que se conoce como el colapso de las abejas puede estar en el uso de pesticidas de tipo neonicotinoide, actualmente prohibidos por una moratoria europea, en la que se va a analizar qué ocurre con las abejas sin estos productos.

Sin embargo, como cuentan varios expertos en Nova Ciencia, esta moratoria de dos años no servirá para nada, porque estos plaguicidas persisten en el terreno mucho tiempo y sus efectos son transmitidos por las plantas años después.

El número de noviembre de Nova Ciencia presenta un resumen de lo que se abordó en el IX Congreso de la Asociación Española de Climatología, que estuvo dedicado al cambio climático y cambio global. Esta cita científica se celebró en la Universidad de Almería, y contó con investigadores tanto españoles como de América Latina, que pusieron de manifiesto que el cambio climático es un fenómeno que ya se ha instalado y cuyas consecuencias estamos viendo actualmente.

La Universidad de Almería también fue sede de una reunión científica en la que expertos de una quincena de países euromediterráneos expusieron sus últimos avances en el ámbito de las microalgas. Este encuentro estaba pensado para reunir en un mismo espacio a investigadores noveles y científicos con amplia trayectoria en este campo. El objetivo de la comunidad científica es conseguir un modelo para la producción masiva de microalgas, que puedan ser utilizadas como biocombustible.

Y también en el ámbito energético, la revista Nova Ciencia presenta un trabajo desarrollado por investigadores del CIESOL y la Plataforma Solar de Almería, que han demostrado viable para la agroindustria un sistema de producción de calor que se alimenta de la luz del sol, recogida por un conjunto de captadores cilindro-parabólicos, con los que se puede producir vapor a 200 grados.

El empleo es otro protagonista del número 105 de Nova Ciencia, con un especial de seis páginas en el que se presentan los recursos para encontrar empleo y crear una empresa que la Junta de Andalucía pone a disposición de los ciudadanos.

Nova Ciencia se introduce en el interior de la tierra, para presentar el escaneo en tres dimensiones de la mina donde se encuentra la Geoda de Pulpí, un trabajo premiado en el congreso Cuevatur y que servirá para el diseño de las instalaciones que harán accesible al turismo esta cavidad única en el mundo.

Y del subsuelo al techo de la Península Ibérica, donde científicos han comprobado que la temperatura del agua de los ríos de Sierra Nevada ha aumentado un par de grados en los últimos veinte años y está provocando que muchas especies se instalen a mayor altitud.

La actualidad de los campus de Almería, Granada, Jaén y Murcia, así como algunas de las novedades editoriales más interesantes completan un número 105 de la revista Nova Ciencia.

Descárgatela.

No hay comentarios

Dejar una respuesta