El Museo de la Guitarra dedica una exposición a la familia Ramírez

El Museo de la Guitarra dedica una exposición a la familia Ramírez

Compartir

Herramientas y guitarras de la familia Ramírez.
Herramientas y guitarras de la familia Ramírez.

Instrumentos, herramientas, carteles, fotos y documentos audiovisuales componen la muestra que el Museo de la Guitarra dedica a la familia Ramírez, una de las que más han influido en el desarrollo de la guitarra, y que se podrá visitar hasta el 15 de octubre.

La familia Ramírez está considerada como una de las grandes valedoras del desarrollo de la guitarra, teniendo un papel fundamental en la evolución de este instrumento, tanto en su variante clásica como flamenca, afianzando y desarrollando internacionalmente el modelo legado por Antonio de Torres a mitad del siglo XIX. Por ello, el Área de Cultura del Ayuntamiento de Almería le ha dedicado una exposición, que está despertando un gran interés y que podrá aún contemplarse hasta el 15 de octubre en el Museo de la Guitarra de Almería.

‘La familia Ramírez, crisol de la escuela de guitarreros de Madrid’ se compone de 18 guitarras, construidas de 1898 a 2006, correspondencia y fotografías de grandes intérpretes, como Agustín Barrios, Andrés Segovia, etc., catálogos antiguos, artículos de periódicos y revistas, una exposición de fotografías bajo el título ‘Manos a la obra’, y un audiovisual sobre la historia de la Casa Ramírez. Junto a ellos, un antiguo banco de guitarrero, maderas y herramientas. Amalia Ramírez, cuarta generación de esta saga de guitarreros, destaca “nos ha gustado la forma tan cuidadosa con que se ha preparado y expuesto todo el material”.

El comisario de la exposición, Carlos González Marcos, afirma que “la muestra, que se abrió en mayo, fue visitada por mil personal el primer mes, y abarca casi dos siglos de historia del instrumento que más nos identifica. Es una exposición muy elogiada y con repercusión internacional”.

La saga nació de las manos de dos hermanos José Ramírez de Galarreta y Planell (1858-1923), conocido como José Ramírez I, quien se había formado con Francisco González y Manuel Felipe de Galarreta y Planell (1864-1916), quien aprendió con su hermano José, aunque pronto tuvieron talleres separados. Entre ambos dieron un gran impulso a la Escuela de Guitarreros de Madrid, y en sus talleres se formaron oficiales de talento que más tarde alcanzaron fama mundial.

No hay comentarios

Deja un comentario