El lejano Oeste toma el Castillo de Santa Ana

El lejano Oeste toma el Castillo de Santa Ana

Compartir

Representación por parte de especialistas, junto al castillo de Santa Ana.
Representación por parte de especialistas, junto al castillo de Santa Ana.

El Castillo de Santa Ana de Roquetas de Mar acogió el pasado domingo por la noche una visita teatralizada muy especial en torno al lejano oeste, donde 100 personas recorrieron y conocieron de primera mano la historia, los antecedentes y cada una de las partes que componen en Castillo de Santa Ana.

Seguidamente se pudo presenciar el espectáculo El Lejano Oeste toma el Castillo de Santa Ana en la explanada del propio castillo. Fue una actividad que tuvo un seguimiento masivo por parte del público que disfrutó con las acciones de los especialistas de cine.

Esta visita teatralizada estaba organizada por la concejalía de Turismo, Comercio y Playas del Ayuntamiento de Roquetas que dirige Luis Miguel Carmona. En una primera parte, se explicó a los asistentes, público de todas las edades, la historia del Castillo de Santa Ana, haciendo además un recorrido por varias de sus dependencias.

Espectáculo con acción y para toda la familia

En la segunda parte de la visita teatralizada tuvo lugar la toma del castillo por parte de unos pistoleros. En la explanada del Faro ante la atenta mirada de decenas de personas se disfrutó de un espectáculo donde hubo mucha acción. Participaron los especialistas Domingo Beltrán, Jesús López, Francisco Jesús López y Yin Wes.

Luis Miguel Carmona apunta que “desde la concejalía de Turismo se trabaja para ampliar la actividad complementaria que haga de Roquetas de Mar un municipio cada vez más atractivo para pasar las vacaciones”. El edil asegura que “nuestro objetivo es seguir potenciando y dinamizando nuestros espacios y atractivos más históricos, culturales y turísticos”.

Monumento

El Castillo de Santa Ana se trata de una fortificación del siglo XVII, que durante años sirvió de refugio a los habitantes con que contaba el municipio de Roquetas de Mar en aquella época. Residían mayoritariamente en la zona del Puerto y éste era el único lugar donde guarecerse de los ataques de piratas y corsarios.

Un terremoto a principios del siglo XVIII destruyó la mayor parte del edificio dejando tan sólo una de las torres, que se ha conservado e integrado en el proyecto de recuperación de esta magnífica instalación histórica.

Actualmente, el Castillo de Santa Ana ofrece numerosas salas de exposición en las que se suceden exposiciones de pintura y fotografía, además de celebrarse conferencias y charlas. También hay que destacar el patio interior, de gran belleza, en el que suelen celebrarse conciertos y representaciones durante los meses de verano y también se celebran bodas.

No hay comentarios

Deja un comentario