Valeriano Sánchez resalta el legado de los moriscos en un encuentro de...

Valeriano Sánchez resalta el legado de los moriscos en un encuentro de Amigos de la Alcazaba

Compartir

181003 Amigos Alcazaba-Conferencia Valeriano Sanchez4_opt“Se fueron, pero se quedaron en el fondo”. Con esta frase recuerda el catedrático de Historia, Valeriano Sánchez que, aunque los moriscos perdieron la guerra de su rebelión, vencieron en cierta manera. “A veces la victoria de un pueblo no está solamente biológicamente en las personas, sino en su legado. Cuando hablamos de regadíos moriscos, cultivos de seda, de frutales, de gastronomía, de técnicas de ladrillo y de yeso… Es un legado cultural de un pueblo que vivió, que fue extrañado, con una deportación dura, pero su legado triunfó. Al final los que vinieron tuvieron que asimilar el paisaje almeriense. Un paisaje de montaña, de regadíos, con una hidráulica sensacional”.

Con el título de ‘Los moriscos que se quedaron y los que volvieron’, Sánchez protagonizó anoche la segunda de las cuatro conferencias que se integran dentro del amplio ciclo de actividades organizadas por la asociación Amigos de la Alcazaba con el que recuerdan el 450º aniversario de la Rebelión de los Moriscos y que reunió a más de 150 personas en el Museo de la Guitarra ‘Antonio de Torres’, superando con creces las previsiones.

Un hecho histórico al que el catedrático encuentra similitudes con la actualidad. “Es algo actual. Los moriscos eran un pueblo andaluz que fue extirpado y desterrado por toda Castilla. Ese mismo pueblo acabo siendo expulsado de la soberanía española y hoy día se encuentra disperso por el norte de África y digo que es actual porque es lo más parecido a cuando vemos un campo de refugiados en Palestina o en cualquier sitio con guerra”.

De igual forma, Valeriano Sánchez apunta que “el destierro y la deportación fue traumática porque se separaron familias, maridos, mujeres, hijos, contando con los horrores de guerra, lo que lleva consigo, es decir, esclavitud, robo, uso y abuso del poder. Y los que se quedaron fueron muchos de ellos traidores que colaboraron con la corona y otros cuantos que intentaron en la barbarie mediar entre su pueblo y la corona con la mayor justeza”.

En la conferencia, Sánchez destacó que “la guerra fue compleja, fue sobre todo de agricultores y labradores, de montaña, que es donde ellos se podían defender mejor de los ejércitos. Trataron de concentrarse en las ciudades, pero es que étnicamente eran diferentes. Eran cristianos nuevos, habían sido bautizados, cristianos peculiares, eso sí. Aunque para la corona castellana la diferencia de rasgo, de hablar un idioma mezcla de castellano y romance, la algarabía, de ir con marlotas… Eso se asimilaba a una vieja religión, aunque no fuera siempre cierto. Era intolerable para una corona castellana que había conquistado unas tierras y quería su botín, por tanto, les sobraban”.

Próximas actividades

Todavía habrá dos conferencia más dentro de este ciclo. Los días 16 y 30 de octubre, con el catedrático de Historia Moderna de la UAL, Francisco Andújar Castillo (‘Las expulsiones de los moriscos (1570-1584)’), y con el arqueólogo e historiador, Lorenzo Cara Barrionuevo y ‘La cultural material de los moriscos’. También esta semana, Amigos de la Alcazaba celebrará el primero de los cuatro itinerarios por la provincia, que permitirá recorrer los escenarios de la guerra. En este caso, será el sábado, 6 de octubre, con ‘El Marqués de los Vélez en las batallas de Felix y Berja’, coordinada por el propio Sánchez Ramos y que cuenta con 100 inscritos.

Las actividades, que cuentan con la colaboración de Kuver Producciones y el Área de Cultura, Educación y Tradiciones del Ayuntamiento de Almería, se prolongarán hasta el 10 de noviembre, cuando se celebrará el último de los cuatro itinerarios programados y que permitirán conocer los lugares de los hechos y claves para el desarrollo final de la contienda.

No hay comentarios

Dejar una respuesta