El Kanka cuelga el cartel de no hay entradas en la presentación...

El Kanka cuelga el cartel de no hay entradas en la presentación de El Arte de Saltar

Por Adrián Catalano.

Compartir
El Kanka. Foto: Jesús Amat.
El Kanka. Foto: Jesús Amat.

Ya puso “patas arriba” el Teatro Apolo con su presencia en ‘Palabra de Músico’ hace un año con las canciones de su disco su disco ‘De pana y rubí’. Solo en el escenario, con la única compañía de su guitarra, conquistó al público almeriense. Ahora, El Kanka recorre el país de nuevo presentando su nuevo trabajo: ‘El arte de saltar’.

El cantautor, guitarrista y compositor malagueño Juan Gómez, más conocido como “El Kanka”, ha vuelto a hacer historia en el Teatro Cervantes, tras regalar a la ciudad de Almería, un concierto estelar para el cual se agotaron las entradas varias semanas antes de su visita.

Más de 800 eufóricas personas, abarrotaron el Teatro, coreando todas y cada una de las canciones que el Kanka entonaba, hasta se cantó “Cumpleaños feliz”, ya que el artista malagueño celebraba su cumpleaños en Almería, colgando el cartel de “Entradas Agotadas” por segunda vez en la ciudad de Almería.

A diferencia de otro tipo de eventos, el concierto fue sin butacas, puesto que habría sido imposible contener sentado impasible, a un público ávido de ganas de bailar.

El repertorio fue de lo más completo, interpretando temas como Andalucía, A dieta de dietas, Volar, Lo mal que estoy (y lo poco que me quejo), Canela en rama o Querría, canción escogida por la mismísima Pasión Vega para ser el single de presentación de su último trabajo discográfico “40 Kilates”, con el cual renueva su estilo muscal y está obteniendo gran éxito.

El Kanka se ha ganado a pulso las satisfacciones que está recibiendo con su cuarto trabajo El arte de saltar. Muchos años de trabajo desde la independencia más pura, tres discos a sus espaldas (Lo mal que estoy y lo poco que me quejo –2013-, El día de suerte de Juan Gómez –2014-y De Pana Y Rubí -2015-), una gira infinita y miles de kilómetros recorridos alrededor de España y Latinoamérica, una legión de fieles fans a los que cuida, y una colección de sold outs de la que pocos artistas pueden presumir.

Una vez finalizado el gran espectáculo, una cantidad ingente de seguidores esperaban en la puerta del Teatro, con la esperanza de conseguir al menos, una foto o autógrafo del artista, quien para asombro de todos, salió a las puertas principales del Teatro, con la intención de fotografiarse con todas y cada una de las personas que aguardaban con ahínco su salida, agradeciendo a cada uno su asistencia y el cariño recibido.

Un concierto inolvidable y otra noche para el recuerdo en el Teatro Cervantes.

No hay comentarios

Dejar una respuesta