Torrecárdenas ya tiene listo el búnker que albergará el acelerador lineal donado...

Torrecárdenas ya tiene listo el búnker que albergará el acelerador lineal donado por Amancio Ortega

Compartir

visita bunker torrecardenas acelerador 2El Complejo Hospitalario Torrecárdenas ha concluido recientemente los trabajos de construcción del búnker que albergará el tercer acelerador lineal para el tratamiento del cáncer. El nuevo equipo deberá pasar ahora por un complejo periodo de instalación y  calibrado, que permitirá su puesta en marcha a comienzos de 2019. La mejora del equipamiento de Radioterapia Oncológica del centro almeriense es fruto de la donación de 40 millones de euros realizada por la Fundación Amancio Ortega al Servicio Andaluz de Salud (SAS), que en la provincia de Almería se traducirá en una inversión de más de 4 millones de euros.

La delegada del Gobierno de la Junta en Almería, Gracia Fernández y el delegado territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, José María Martín, han visitado hoy el nuevo búnker construido junto al lado del futuro Hospital Materno Infantil, junto al director gerente del centro, Luis Martínez y los profesionales de la Unidad de Gestión Clínica  (UGC) de Oncología Médica, Radioterápica y Radiofísica.

Gracia Fernández ha destacado que “el acuerdo entre el SAS y la Fundación Amancio Ortega va a suponer una importante mejora para la atención del cáncer en la provincia de Almería, ya que va a suponer una ampliación del número de equipos para radioterapia, pero también va a poner a disposición de la ciudadanía la tecnología más moderna, lo que conlleva tratamientos más precisos y eficaces”.

La delegada del Gobierno ha subrayado que “mejorar la atención a las patologías oncológicas es una de las grandes prioridades de la Junta de Andalucía en materia sanitaria y a ello se destinan buena parte de nuestros esfuerzos, con un magnífico trabajo por parte de nuestros profesionales, que se dejan la piel para poner a disposición de los pacientes los mejores y más efectivos tratamientos”.

José María Martín ha explicado que “se están cumpliendo de manera satisfactoria los plazos establecidos en el acuerdo con la Fundación Amancio Ortega, que ya nos ha permitido  adaptar el software de uno de los dos aceleradores con los que contamos y construir este búnker para albergar el tercer aparato de estas características en Almería, lo que será una realidad en 2019, dando un salto cualitativo y cuantitativo en la asistencia al cáncer en Almería”.

El delegado de Igualdad, Salud y Políticas Sociales ha apuntado que “el proceso de calibrado de este tercer acelerador, que es la etapa en la que nos encontramos ahora, es extremadamente complejo y requiere varios meses, ya que estamos ante equipos que trabajan con material radioactivo y por lo tanto deben cumplir unas estrictas medidas de seguridad y control”.

El convenio suscrito entre el SAS y la Fundación Amancio Ortega concreta el importe de la donación acordada por esta entidad, destinada tanto a sufragar los costes de actualización tecnológica y adquisición de aceleradores lineales y equipamiento, como a las obras de construcción de los búnkers en los que se instalarán algunos de estos equipos.

Gracias a este convenio, en Almería en 2017 se ha procedido a la actualización del software de uno de los dos aceleradores lineales con los que ya cuenta el Complejo Hospitalario Torrecárdenas, así como a incorporar otras mejoras en los sistemas de control y gestión de la información, lo que en la práctica supone contar con un equipo nuevo de última generación. También el pasado año dieron comienzo las obras del tercer búnker, en las que se ha iniciado el proceso de instalación del nuevo aparato, que ofrecerá radioterapia a sus primeros pacientes en 2019. Finalmente, en 2020 se sustituirá el más antiguo de los dos aceleradores actuales, por uno nuevo. En total, se prevé que esta actuaciones supongan una inversión de 4.311.000 euros.

Colaboración sin precedentes en Europa

El acuerdo entre el SAS y la Fundación Amancio Ortega es una colaboración sin precedentes en Europa, que coloca a Andalucía a la cabeza de la innovación en el tratamiento oncológico con radioterapia y que permite ampliar la capacidad terapéutica de la sanidad pública andaluza de cara al futuro y ante el crecimiento progresivo de la incidencia y la prevalencia del cáncer.

La incorporación de la tecnología más avanzada permitirá también aumentar la precisión de los tratamientos a niveles milimétricos, mejorar el control de la enfermedad, la supervivencia y la calidad de vida de los pacientes, con la reducción de secuelas. Asimismo, se abren oportunidades en líneas de investigación punteras y se generará así  nuevo conocimiento que ayude a mejorar las posibilidades de curación de esta enfermedad.

De los 25 nuevos aceleradores lineales que se han adjudicado gracias a la donación de la Fundación Amancio Ortega, 21 son para renovar y actualizar los equipamientos anteriores (17 son de sustitución completa y 4 de actualización) y 4 son para sumar al parque tecnológico actual del SAS, que llegará a alcanzar 35 aceleradores lineales en centros públicos para el conjunto de la comunidad autónoma andaluza.

Este equipamiento será completado con otros elementos imprescindibles para el diseño y la ejecución de los tratamientos, concretamente  dos TAC simuladores específicos para radioterapia, y con un novedoso equipo de radioterapia intraoperatoria, que permitirá, en aquellos pacientes en los que sea posible clínicamente, realizar el tratamiento radioterápico durante la intervención quirúrgica, reduciendo o eliminando tratamientos posteriores.

En la donación realizada por la Fundación se contempla también la adquisición de un sistema de planificación que permite la preparación de los tratamientos y trabajar en red desde todos los equipos del Sistema Sanitario Público de Andalucía. Se podrá así interconectar y digitalizar el funcionamiento de los nuevos equipamientos y realizar el análisis cualitativo de los datos relacionados con los tratamientos realizados a pacientes, de forma que se pueda avanzar en un proyecto de investigación a partir de la explotación de esta información que permitirá mejorar el tratamiento, optimizar recursos, así como la accesibilidad y confortabilidad del paciente.

La adjudicación de los equipos se ha formalizado con seis empresas del sector y los centros hospitalarios están llevado a cabo la planificación e incorporación de los mismos. La instalación de estos equipamientos conlleva un complejo proceso de organización para compatibilizar el mantenimiento de la actividad asistencial durante la sustitución de los equipos que se renuevan, la construcción de búnkers para los equipos que lo requieren o la realización de actividades de formación de profesionales en el uso de esta nueva tecnología. Además, la puesta en marcha de estos equipos requiere la autorización previa del Consejo de Seguridad Nuclear.

32.000 nuevos casos de cáncer al año

Andalucía registra 32.000 nuevos casos al año de cáncer. En las últimas tres décadas, la incidencia de cáncer ha aumentado considerablemente (1,6% en hombres y 2,3% en mujeres, cada año) debido al envejecimiento de la población y al cambio hacia estilos de vida menos saludables, pero también se ha reducido la mortalidad gracias a la detección precoz y el avance de los tratamientos.

La evidencia científica ha demostrado que al menos un 40% de todos los pacientes curados de cáncer han recibido radioterapia como parte de su tratamiento curativo y en el 16% de los casos la curación se debe exclusivamente a la radioterapia. En total, 6 de cada 10 pacientes diagnosticados de cáncer obtendrán un beneficio probado gracias al tratamiento con radiaciones en sus distintas modalidades. De los más de 32.000 casos nuevos de cáncer que se diagnostican al año en la comunidad autónoma andaluza, alrededor del 60% son candidatos a recibir radioterapia, por lo que ésta llega a beneficiar a más de 19.000 pacientes cada año.

No hay comentarios

Dejar una respuesta