El Hospital HLA Mediterráneo pone en marcha una Unidad de Pie Diabético

El Hospital HLA Mediterráneo pone en marcha una Unidad de Pie Diabético

Compartir

hla hospital_optEl pie diabético es una de las principales complicaciones de la diabetes que afecta a un porcentaje muy alto de los que sufren esta patología, especialmente a aquellos que no llevan un control adecuado de su enfermedad y no siguen las medidas higiénico-dietéticas habitualmente recomendadas. El Hospital HLA Mediterráneo ha puesto en marcha una nueva Unidad de Pie Diabético, con el fin de dar un tratamiento multidisciplinar a esta patología.

“Para dar una idea de la trascendencia que tiene esta dolencia, se estima que entre el 15 y el 25% de los pacientes diabéticos presentarán una ulceración en el pie a lo largo de su vida, suponiendo la primera causa de ingreso hospitalario en los mismos y la primera de amputación no traumática en el mundo”, explica el doctor David Carrasco de Andrés, especialista en Angiología y Cirugía Vascular y responsable, junto con el doctor Daniel Cepero García, especialista en Endocrinología y Nutrición, de la puesta en marcha de la nueva Unidad de Pie diabético de HLA Mediterráneo, y añade que de hecho “cada 30 segundos, una extremidad es perdida en el mundo por esta enfermedad, además de que España es el país europeo en el que se producen más amputaciones relacionadas con la diabetes”.

Esta patología de base neuropática se agrava con las complicaciones macrovasculares, responsables directamente de la alta mortalidad de la diabetes, causantes del infarto de miocardio, del ictus cerebral y de la enfermedad isquémica de extremidades inferiores, “culpable en muchos casos de las amputaciones del pie diabético cuando éste se complica”, explica el doctor Cepero.

Generalmente a mayor edad, mayor probabilidad de padecer una diabetes más evolucionada, y por tanto mayor probabilidad de aparición de complicaciones. Sin embargo, pacientes jóvenes con mal control de su diabetes, igualmente pueden desarrollar esta enfermedad.

El doctor Carrasco señala que son cuatro los pilares fundamentales para hacer frente a esta enfermedad, siendo el primero la detección de los pacientes de alto riesgo para un adecuado tratamiento y control de los mismos. “Esto se consigue mediante la búsqueda de alteraciones o lesiones presentes en los pies que sean susceptibles de complicarse, y un estudio de los factores de riesgo vascular que puedan ir asociados a la diabetes, como el tabaquismo, la hipertensión, o elevados niveles de colesterol”.

En segundo lugar, la optimización y mantenimiento de un correcto control metabólico de la diabetes, que puede ralentizar la progresión de la enfermedad y estabilizarla, y se asocia a una disminución del riesgo de aparición de complicaciones en el pie, ya sean neurológicas (trastornos de la sensibilidad), infecciosas o por disminución del aporte sanguíneo (isquémicas).

En tercer lugar, es muy importante la concienciación acerca de la importancia de extremar medidas higiénicas y cuidado de los pies en los pacientes diabéticos, “porque las heridas siempre van a tener un origen traumático, aunque el paciente en ocasiones no sea consciente del mismo por la falta de sensibilidad en los pies que en muchas ocasiones presenta (neuropatía), ya sea por el roce de un calzado inadecuado, una quemadura al no sentir el calor, por caminar descalzo, o un inapropiado corte de uñas”, explica el profesional.

Y por último, la actuación sobre las lesiones que se detectan mediante plantillas de descarga adecuadas y otros tipos de ortesis y tratamientos podológicos, que consigan aliviar y proteger las zonas de alta presión. “Porque son estas zonas, las que dejadas a su libre evolución, tienen mayor probabilidad de complicación con heridas e infecciones”.

Cirugía vascular

Para el tratamiento, la cirugía vascular juega un papel protagónico, ya que permite detectar las lesiones de riesgo en el pie del diabético y tratar de forma efectiva cuando están presentes los dos principales factores agravantes del pie diabético: la isquemia y la infección.

Tal como aclara el doctor Carrasco, la disminución de aporte sanguíneo reduce la tasa de cicatrización de las heridas, dificulta el tratamiento de la infección y aumenta notablemente el riesgo de amputación de la extremidad. Y es el cirujano vascular el que es experto en mejorar la vascularización cuando es posible, mediante tratamiento médico y cirugía, con la realización de un bypass o con técnicas endovasculares (angioplastia o stenting mediante cateterismo). Además de tratar la infección y la gangrena del pie mediante curas, antibióticos y desbridamientos (eliminación del tejido muerto, dañado o infectado), para intentar evitar la amputación de la extremidad completa.

“El avance de la terapía endovascular en los últimos años ha permitido tratar cada vez a más pacientes diabéticos y con complicaciones más complejas, al minimizar la agresión y el riesgo quirúrgicos”, explica el doctor Carrasco.

“Una colaboración estrecha, entre varios especialistas y el propio paciente, se hace necesaria frente a esta enfermedad para tratarla en todas sus vertientes, poder prevenir de forma efectiva el desenlace final y conseguir una mejor calidad de vida” advierte el doctor Cepero, y añade que “los estudios clínicos avalan la importancia del abordaje multidisciplinar en unidades como ésta, y la disminución del número de amputaciones que con ellas se consiguen”.

Por ello, hospital HLA Mediterráneo ha puesto en marcha la nueva Unidad de Pie Diabético para el tratamiento de esta patología, con la implicación de varias disciplinas como cirugía vascular, endocrinología y podología, cirugía ortopédica, y rehabilitación entre otras.

Este nuevo servicio tiene como objetivo primordial la prevención de las lesiones que conducen a la amputación y llevar a cabo un tratamiento precoz e intensivo de las complicaciones cuando ya están presentes. “Se trata de una apuesta clara por la calidad en la asistencia del paciente diabético, pionero en la sanidad privada almeriense, y del que también se podrán beneficiar el resto de pacientes de los hospitales del grupo HLA gracias a un protocolo de derivación diseñado específicamente para estos casos”, concluye el doctor Cepero.

Sobre HLA Grupo Hospitalario

El Grupo Hospitalario HLA está compuesto por 15 hospitales integrados con 32 centros médicos multiespecialidad y una red de unidades de referencia en tratamientos de última generación, 40 clínicas dentales, 9 unidades de reproducción asistida, 26 clínicas oftalmológicas dotadas de la más avanzada tecnología y 464 centros de análisis clínicos completan la estructura que HLA pone a disposición de sus pacientes. Con 1300 plazas de hospitalización HLA es un referente en la atención hospitalaria y ambulante. Más de 35 años de experiencia y presencia en seis países configuran un modelo de atención que basa su filosofía en el trato humano, la excelencia, el liderazgo, la responsabilidad y la especialización.

No hay comentarios

Dejar una respuesta