El Estado recorta en un 61% las inversiones en materia hídrica en...

El Estado recorta en un 61% las inversiones en materia hídrica en Almería

Compartir
Desaladora de Cuevas antes de ser destrozada por la riada de 2012.
Desaladora de Cuevas antes de ser destrozada por la riada de 2012.
Desaladora de Cuevas antes de ser destrozada por la riada de 2012.

El proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado para 2017 reduce considerablemente las inversiones en materia hídrica en la provincia de Almería. De los 57,9 millones de euros presupuestados en 2016 por la sociedad Acuamed se pasa a 22,5 millones de euros para el ejercicio 2017, lo que supone una reducción del 61,07% en las inversiones del Estado destinadas al regadío en Almería.

Sin embargo, la nota más negativa de los Presupuestos Generales del Estado es que no hay ninguna inversión prevista para aumentar los recursos hídricos disponibles para el regadío mediante nuevos aportes procedentes de la desalación, de la reutilización o de los trasvases. Ninguna de las actuaciones contempladas por Acuamed con dotación financiera para 2017 contribuyen a reducir el déficit hídrico de la provincia, a pesar de la urgente necesidad de nuevos recursos para poder llevar a cabo la recuperación de los acuíferos subterráneos mediante la reducción de las extracciones de agua.

Los Presupuestos Generales del Estado ignoran las demandas de la Mesa del Agua de Almería, ya que no reflejan la ejecución de obras como la Autovía del Agua, la ampliación de la desaladora de Carboneras, la puesta en servicio de la desaladora de Rambla Morales, la construcción de pantanetas o las conducciones para que el agua desalada llegue hasta la comarca de Tabernas, entre otras. “Son unos presupuestos engañosos, ya que partidas de años anteriores sin ejecutar vuelven a incluirse y para nada recogen las inversiones para garantizar el agua que necesita el regadío almeriense para sobrevivir”, explica José Antonio Fernández, portavoz de la Mesa del Agua.

La Mesa del Agua de Almería reclama a todos los grupos políticos con representación parlamentaria que defiendan los intereses ambientales, económicos y sociales del regadío almeriense mediante la presentación de enmiendas que permitan reflejar en los Presupuestos Generales del Estado las actuaciones necesarias para que el agua no sea un factor limitante para el desarrollo de nuestra agricultura.

No hay que olvidar que el agua es la materia prima que sustenta a la agricultura, que es el principal motor económico y primer generador de empleo de la provincia. “Confíamos en que los parlamentarios almerienses reivindicarán con fuerza inversiones para que la agricultura almeriense tenga más agua, y que ejercerán con acierto la responsabilidad para la que han sido elegidos sin perder ni un instante el contacto con la realidad de la provincia a la que representan”, añade José Antonio Fernández.

Desglose de proyectos

Con el título “Conexión de depósitos del Levante almeriense con la conducción de la desaladora de Carboneras al valle del Almanzora” la sociedad Acuamed incluye para este año una partida de 9,5 millones de euros para un proyecto completamente ajeno al regadío, ya que se trata de una actuación destinada a conducir agua desalada hasta los depósitos de abastecimiento de los municipios del Levante almeriense.

“Desaladora en el Bajo Almanzora” y “Reparación desaladora en el Bajo Almanzora” son dos proyectos con una inversión total de 5 millones de euros con la finalidad de iniciar en este mismo año las obras de protección y defensa de la desaladora de Cuevas del Almanzora que está fuera de servicio desde las inundaciones de 2012. La tan demandada reparación que haga posible la puesta en servicio de esta desaladora para auxiliar a los regadíos de la comarca del Almanzora, afectados por una importante reducción de los aportes del Trasvase Tajo-Segura, tendrá que esperar al menos un año más.

El proyecto “Desaladora de Carboneras-Eficiencia energética” tampoco tiene nada que ver con el demandado aumento en la producción de agua desalada, ya que se trata de una inversión cuya finalidad es llevar a cabo una actualización técnica que equipare los niveles de eficiencia de la planta de Carboneras con los de otras desaladoras de última generación.

Por otra parte, en las inversiones contempladas por el Ministerio de Agricultura también brillan por su ausencia los proyectos destinados a reducir el déficit hídrico en la provincia, ya que en todos los casos son actuaciones para protección de cauces, saneamiento y mantenimiento de infraestructuras hidráulicas.

No hay comentarios

Dejar una respuesta