Almerimar, capital del rugby playa

Almerimar, capital del rugby playa

Compartir

180807_Torneo_Rugby_Playa_2_optEl XV Torneo de Rugby Seven Playa Almerimar se consolida como uno de los encuentros de rugby playa más importantes. En esta ocasión han sido casi 400 los rugbiers inscritos, a los que se sumarían muchos otros que se han quedado fuera por la limitación de plazas. En total, una decena de equipos no han podido entrar en el torneo, en el sorteo de los cruces. 

Se llega así a la simbólica cifra de 15 ediciones de un torneo más que consolidado en el panorama nacional, que empuja a El Ejido, y en concreto a Almerimar, a acrecentar su éxito turístico en los meses estivales. Obligados a pensar ‘más en grande’ para el próximo año, ya que se tiene claro que se puede presumir de ser un paraíso del rugby playa, en este 2018 se ha preparado todo a conciencia y se cuenta con apoyos muy importantes del mundo del oval.

La concejala de Deportes ejidense, María José Martín, ha mostrado su “satisfacción por la gran acogida que tiene este torneo, que cada edición crece en número de equipos y en nivel de organización. Un evento consolidado que forma parte del amplio calendario de propuestas deportivas organizadas por el IMD para los meses estivales, como un atractivo más a la oferta de sol y playa”.

Así, el XV Torneo de Rugby Seven Playa Almerimar contará con la presencia de las dos Patronas de Honor de la Fundación URA Clan, Carlota Méliz, una de las ‘Leonas’ de la Selección Española, y Alhambra Nievas, que acaba de dar su adiós al arbitraje internacional situada en su cúspide y que vendrá a El Ejido como jefa de árbitros para un torneo de mucho prestigio. Tanto la una como la otra han mandado mensajes a través de redes sociales felicitando al Club de Rugby de El Ejido por la organización de este evento, como mostrando un gran deseo de vivir la experiencia sobre la arena ejidense. En el caso de Nievas, su ‘llamada’ la ha realizado junto al también árbitro Alberto Requena, que repite.

En total hay en liza doce equipos masculinos, seis femeninos, tres veteranos y además se contará con la participación de la llamada ‘joya de la corona’ por parte de todos los que conforman Unión Rugby Almería, como es URA Clan. El torneo se desarrollará en 51 partidos en el ‘cajón de arena’, pegado al Paseo Marítimo de Almerimar, y contará con una gran afluencia de público, como ya sucediera en la edición pasada, acomodado tanto en grada, como en la misma playa y los aleñaos del propio paseo. Con el plazo cerrado, y como muestra del citado gran interés por estar presentes, la organización ha tenido que rechazar a los equipos masculino y femenino de Arquitectura y Cisneros, por ejemplo.

Además, se han quedado fuera los chicos de Marbella y tres formaciones más de chicas, dos de Málaga y la de Atlético Potuense. Con casi 400 jugadores y jugadoras en los dos campos dispuestos sobre la arena, desde la organización se ha querido pedir disculpas ante la imposibilidad de ampliar el torneo para esta XV edición y sí se ha prometido que para 2019 habrá que ocupar dos días en lugar de solo uno. Por tanto, este sábado día 11 de agosto, se vivirá el paso definitivo hacia un proyecto más ambicioso, si bien no se ha dejado nada al azar y se ha pensado en todas las comodidades para los participantes: fiesta, zona de acampada en el campo de rugby aledaño, convivencia y valores.

Entre las novedades más destacadas está que hasta ahora se ha contado con la ayuda de un fisioterapeuta, cifra que se elevará notablemente. Se dispondrá del servicio de cuatro, con sus respectivas carpas y camillas, a disposición de todos los participantes que necesiten de su asistencia, incluso para realizar los estiramientos. Además, se contará con un servicio médico de total garantía que pueda atender algún problema algo más grave en caso de suceder. El final de ‘fiesta’, con la tradicional entrega de los trofeos, igualmente se verá mejorado de modo notable, ya que se disfrutará de un concierto de ‘La Duda Rock’ en el campo de rugby. Los trofeos se darán sobre el escenario, y no sobre la arena.

El mayor empaque para la entrega de premios se ha conseguido con el fondo de un photocall para las instantáneas para el recuerdo, ello tras un gran tercer tiempo consistente en una barbacoa multitudinaria pero bien planificada para la fluidez y el disfrute, ello con la música en vivo y en directo como fondo. Eso es lo que marcará el final de una jornada en la que el evento al completo girará en torno a la arena, con barra incluida como otra novedad de esta edición, “en la que dicho sea de paso la meteorología será benigna, sin viento fuerte pero sí con una brisa agradable que hará más llevadero el calor del día”, tal y como ha apuntado Gustavo Nicoletti, muy ilusionado con una edición espectacular.

Para Martín “el rugby es un deporte perfecto para practicarlo y disfrutarlo en la playa, además de que es muy espectacular de ver desde las gradas por tratarse de un juego vertiginoso, rápido y de contacto. Destaca, igualmente, por el buen ambiente que siempre existe entre compañeros y rivales, que demuestran en el tercer tiempo”.

No hay comentarios

Dejar una respuesta