Almería será punto de encuentro europeo sobre contaminación lumínica

Almería será punto de encuentro europeo sobre contaminación lumínica

Compartir
Contaminación lumínica que se capta desde Calar Alto.
Contaminación lumínica que se capta desde Calar Alto.
Contaminación lumínica que se capta desde Calar Alto.

La ciudad de Almería se convertirá en una ciudad de referencia en contaminación lumínica, gracias a un encuentro a nivel europeo en el que expertos de todo el continente darán a conocer las consecuencias de la luz artificial en las personas y el medio ambiente. 

Este encuentro impulsado por la Comisión Europea se desarrollará la próxima primavera y se trata de una iniciativa en la que trabaja la Asociación de Amigos de Calar Alto, que hoy se ha reunido con el alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, a quien le ha presentado la problemática de la contaminación lumínica para la observación del cielo.

El crecimiento de población de la capital y de la actividad económica ha supuesto en los últimos años un aumento de farolas lo que se traduce en aumento de contaminación producida por las bombillas.

Este aumento es también una de las causas del cambio climático, y de la subida de las temperaturas en las ciudades, al tiempo que estamos convirtiendo la noche en día. A la larga, esto puede suponer una seria amenaza para el observatorio de Calar Alto y para un creciente sector económico como es el Astroturismo, oferta que ayuda a desestacionalizar el turismo en la provincia, tanto en el interior como en la costa. Costa de Almería lo incluye dentro de sus propuestas a la hora de acudir a las ferias internacionales.

Amigos de Calar Alto reunidos con el alcalde y la concejala de Almería.
Amigos de Calar Alto reunidos con el alcalde y la concejala de Almería.

El jefe de astronomía de Calar Alto, Santos Pedraz, facilitó algunas fotografías y datos al alcalde y a la concejala de Fomento, Ana Labella, en las que se podía ver la diferencia de la calidad del cielo desde hace cuatro años hasta ahora.

Almería cuenta con el mejor cielo de Europa y si queremos conservarlo hay que ir hacia una iluminación de nuestras ciudades y pueblos responsable y sostenible. También se ha comentado la posibilidad al igual que lo van a hacer los ayuntamientos de Gérgal, Serón y Bacares, contar con unas ordenanzas municipales para reducir la contaminación lumínica.

El alcalde fue receptivo a los argumentos del representante del observatorio y de Amigos de Calar Alto y consciente de la situación se ha comentado que ya se van a comenzar a poner en marcha algunos cambios, como las luminarias del casco antiguo y en el nuevo tramo del paseo marítimo las farolas tendrán sensores de presencia y de bajada de intensidad, para cuando en las horas de la madrugada sin viandantes, no iluminen tanto.

Medidas todas encaminadas a tener una ciudad con una iluminación más respetuosa, y de menor coste económico.

No hay comentarios

Dejar una respuesta