Acuíferos Vivos reclama un plan de recuperación para todas las reservas en...

Acuíferos Vivos reclama un plan de recuperación para todas las reservas en mal estado

Compartir
Olivar intensivo en el Desierto de Tabernas.
Olivar intensivo en el Desierto de Tabernas.
Olivar intensivo en el Desierto de Tabernas.

La Asociación “Acuíferos Vivos” presente en el acto de presentación del Plan de Recuperación del Acuífero del Poniente Almeriense elogia lo que considera un precedente importante a la hora de adoptar medidas para detener la sobreexplotación de aguas subterráneas en la provincia, por tanto, la protección de los usuarios y los ecosistemas asociados a ellas.

Sin embargo, quiere señalar que hay mucho trecho por recorrer aún, pues si nos ceñimos al Plan Hidrológico de las Cuencas Mediterráneas Andaluzas PHCMA, elaborado por la Consejería de Medio Ambiente, con competencia exclusiva en esta cuenca, prácticamente la totalidad nuestros acuíferos de Norte a Sur están en “mal estado” o en “muy mal estado” según la propia Junta de Andalucía. Cabe reseñar que el acuífero del Río Aguas es la masa de agua subterránea más sobreexplotada de toda Andalucía y a la vez la más desatendida de protección y regulación por la administración responsable de la gestión del agua en nuestra Comunidad.

En este sentido hay que recordar que el Tribunal Internacional por los Derechos de la Naturaleza ha dictado y publicado recientemente, sentencia contra la sobreexplotación del acuífero Aguas instando al gobierno andaluz a que tome medidas inmediatamente antes de que la situación medioambiental y social sea irreversible.

Por ello, se hace más que necesaria en este momento una planificación y gestión territorial que contemple la viabilidad de la agricultura a largo plazo -la cual consume el 85% del agua disponible- y que respete los derechos sociales y ambientales que siempre deben estar por delante del puro desarrollismo económico. En suma, respetar el derecho al agua de los almerienses y NO fomentar los movimientos especulativos en la agricultura observados en los últimos años en nuestra provincia.

Es necesario adoptar medidas para no comprometer el futuro de los recursos hídricos y de las actividades que de estos dependen. La Administración, en este caso la Dirección General de Planificación y Gestión de Dominio Público Hidráulico (Consejería de Medio Ambiente), siendo consciente del serio riesgo en que están las masas de agua subterránea por las abusivas y frecuentemente ilegales extracciones en la provincia de Almería, debe actuar.  Es tarea imprescindible proteger y regenerar las masas de agua subterránea declaradas en mal estado, no permitir que los derechos de los propietarios de concesiones causen la pérdida del derecho al agua de los habitantes de la zona. La proliferación de los nuevos “acuafundios” y “acuafundistas” es la destrucción del modelo agrícola almeriense, tan productivo socialmente durante estas últimas décadas.

Desde “Acuíferos Vivos” denunciamos que es la Administración la que, inexplicablemente, ha dado más concesiones que recursos existen. Esta situación insostenible no ha sido creada por los ciudadanos, sino por la falta de una planificación hidrológica real sufrida por la Cuenca Sur andaluza desde hace más de dos décadas.

Hay que conseguir que la situación de gravísima sobreexplotación de los recursos hídricos en Almería se revierta. Las cifras de las concesiones y los derechos de agua son muy superiores a la disponibilidad. Y este es un hecho indiscutible pro la propia administración del agua en Andalucía.

En definitiva, “Acuíferos Vivos” defiende que la solución radica en racionalizar los recursos existentes. Para los ciudadanos no es válido culparse entre políticos; culpar desde la Junta de Andalucía al Gobierno de España por no aportar costosísimas infraestructuras o desde el Gobierno de España a la Junta de Andalucía por no planificar adecuadamente sus recursos. Los ciudadanos almerienses exigen soluciones y no confrontaciones. Por tanto, bienvenidas las medidas de recuperación en el acuífero del Poniente, pero es obligado y urge cambiar el insostenible escenario hídrico actual en Almería.

No hay comentarios

Dejar una respuesta